NBA Live 15

publicado en: Blog | 0

Jugabilidad más equilibrada

EA Sports ha sabido cómo atajar algunos de los inconvenientes más importantes que se dieron en NBA Live 14. Y uno de ellos tiene que ver con el sistema de control y el ritmo al que transcurren los encuentros.

El control ha ganado en comodidad y fluidez, y eso se deja notar. Los botones frontales del mando se emplean para realizar las acciones principales tanto ofensivas como defensivas ya sea tirar a canasta, saltar para taponar o rebotear, efectuar pases, robar balones, etc. Y a esto se suma el stick derecho, que nos permite realizar dribblings, fintas, cross overs y demás filigranas. Pero hay más. Con un sólo botón (L1 o LB) es posible crear movimientos de ataque que nos permiten encontrar situaciones de tiro bastante sencillas, y lo mismo ocurre a la hora de pedir bloqueos, pudiendo realizar pick´n rolls o pick´n pops de manera relativamente fácil. Y a esto se une el sistema de pases libre, que nos permite hacer circular el balón de forma muy dinámica y precisa.

NBALIVE15Feat

Por desgracia esta mejora en el manejo se ha visto más concentrada en el juego ofensivo, ya que en defensa sigue siendo bastante complicado parar ciertas acciones, como las penetraciones a canasta de bases físicamente poderosos como Rose, Bledshoe o Westbrook. Y a esto no ayuda la irregular inteligencia artificial de los jugadores, uno de los aspectos que aún necesita ser muy mejorado de cara a futuras ediciones de la serie, ya que debido a este defecto nuestros compañeros muchas veces nos dejan “vendidos” ante jugadas relativamente simples ejecutadas por nuestros rivales.

El simulador de EA Sports sigue arrastrando problemas jugables importantes, aunque por lo menos se nota evolución en relación a lo visto en la pasada edición

El desarrollo de los partidos es otro de los aspectos que más han sido revisados y mejorados en esta nueva entrega de NBA Live. Así, en esta ocasión se ha ganado mucho en realismo, coherencia y dinamismo y, sin llegar a cotas sobresalientes, lejos han quedado los encuentros caóticos y demasiado desdibujados experimentados en Live 14.

NBA Live 15
Por todo esto estamos ante un título de basket que, en su vertiente jugable, por lo menos ya es potable e incluso disfrutable por los apasionados al deporte de la canasta. No esperéis el realismo en este sentido ni la “pulcritud” de esa obra maestra que es NBA 2K, pero por algo se empieza.

Algunos jugadores son vivos reflejos de su homónimos reales, y eso incluye algunas de sus animaciones únicas, como los tiros libres

Donde no podemos ponerle ninguna pega es todo lo relacionado con su contenido. NBA Live 15 sí que puede presumir de albergar una cantidad de modalidades de juego más que generosa. Las dos más importantes, al menos desde nuestro punto de vista, son el modo Dinastía y Rising Star. El primero, Dinastía, nos invita a asumir el mando de toda una franquicia como más nos convenga, ejerciendo así las funciones de General Managers, opción que goza del respaldo de un amplio número de usuarios. Y por su parte, Rising Star viene a ser un modo Carrera en toda regla, siendo necesario llevar a un jugador rookie a lo más alto de la liga, teniendo que ganarnos el favor de nuestros entrenadores y compañeros a lo largo de múltiples temporadas.

nba_live_15-2648377

NBA Live 15
Los modos de juego son amplios y diversos, destacando el clásico modo Dinastía o el Rising Star.
Estos dos modos de juego tan llamativos quedan bien respaldados por otros clásicos como Ultimate Team, Online, Temporada y Learn Live, opción que engloba varios tutoriales para hacernos con el manejo de los jugadores tanto en ataque como en defensa.

En términos gráficos también hemos notado una mejora bastante notable en muchos aspectos, aunque hay algún que otro elemento que sigue sin convencernos como más tarde veremos.

Lo más imponente es el aspecto de los jugadores y, más concretamente, sus rasgos faciales. Los rostros de la inmensa mayoría de los jugadores titulares ha sido escaneada para mostrar un realismo realmente destacado. Tipos como LeBron, Durant, Carmelo, Lillard o Wade son vivos retratos de los jugadores reales, y eso incluye ciertas animaciones personalizadas. Por desgracia, este último aspecto no es lo mejor del título en esta materia. Y es que si bien muchas de las acciones que son capaces de ejecutar los jugadores han sido representadas con bastante exactitud, especialmente las entradas a canasta, mates y tiros libres, en muchos casos ciertas cadenas de animaciones se muestran demasiado mecanizadas, dando como resultado unos movimientos antinaturales.

NBA Live 15
Aún así lo peor de todo es la física del balón. Lejos de ser realista, a poco que nos fijemos es fácil comprobar su irregularidad y falta de naturalidad, y nunca tenemos la sensación de que ésta va “suelta”.

Por fortuna todo lo demás sí que atesora una calidad notable, y eso incluye desde la apariencia general de los pabellones a los efectos de luz de los mismos, las secuencias de presentación de los partidos, el reflejo del parqué de las canchas o el aspecto de los graderíos.

NBA Live 15
Lo mejor de todo el título, al menos a nuestro entender, es todo lo relacionado con su apartado sonoro. Los comentaristas, Mike Breen y Jeff Van Gundy, se muestran acertados en sus apuntes durante los partidos, al menos durante gran parte de ellos. El sonido ambiente también está muy logrado, y la banda sonora licenciada nos permite escuchar temas de Deluka, Flatbush Zombies, Rustie y otros artistas durante los menús.

Sin llegar a cotas notables de calidad, NBA Live 15 es un juego de basket que por lo menos se deja jugar y ofrece una cantidad de modos de juego realmente apreciable. Todavía necesita experimentar sendas mejoras en ciertas áreas clave, pero por lo menos ya es un título jugable.

Dejar una opinión